jueves, 21 de noviembre de 2013

POLLO CON CACAHUETES


¡Marchando una de pollo!
___________♫_____♪. 
________________♫. 
____________(°)> 
__________`(__) 
___________.IL 

LA RECETA

Ingredientes (para 3 personas): 6 contramuslos de pollo sin piel / 1 cebolla / 2 tomates maduros rallados o ½ vaso de tomate natural triturado de bote / 3 cucharadas de aceite / 30 gr. de cacahuetes ligeramente tostados en una sartén, sin nada de aceite / 1 pellizco de sal // Especias: 1 pizca de canela en polvo / 1 pizca de pimienta de cayena  // Acompañamiento: 1 plátano / ½ naranja / 1 cucharadita de azúcar / 30 gr. de mantequilla // Opcional: Arroz blanco para acompañar.

Elaboración: 
1.-  Calentamos 3 o 4 cucharadas de aceite en una cazuela y doramos el pollo por todos los lados, después añadimos la cebolla cortada pequeña, mezclamos y dejamos pochar unos 8 o 10 minutos. Pasado el tiempo incorporamos el tomate rallado  la canela, la pimienta y la sal.
2.- Dejamos que se cueza a fuego medio-bajo durante unos 30 o 40 minutos. Si la salsa reduce demasiado, añadir ½ taza de agua o caldo. No debe quedar demasiado seco ni demasiado caldoso, deberemos encontrar el punto, controlando bien los fuegos.
3.- Mientrastanto, exprimimos la ½ naranja. Pelamos el plátano, lo cortamos en rodajas y lo doramos en una sartén con una nuez de mantequilla, el azúcar y el zumo de naranja, unos 10 minutos, hasta que el zumo de naranja se evapore y quede un poco caramelizado.
4.- Servimos el pollo rodeado de los plátanos, espolvoreado con los cacahuetes y si queremos, acompañado de arroz blanco. 
Recuerda que...
Los cacahuetes se deben tostar en una sartén 'sin aceite' para potenciar aromas y sabor. Hay que tener cuidado a la hora de tostarlos pues se queman con mucha facilidad y eso nos estropearía el plato // Puedes preparar el pollo con antelación y, en el momento de calentarlo, continuar con el punto 3. Nadie notará que no está recién hecho.  ㋡.

La Recapitulación en imágenes:



















Bon Profit!

(Sonando Caro Emerald - 'That Man')

miércoles, 13 de noviembre de 2013

TIRAMISÚ SIN HUEVO (MI VERSIÓN)


El tiramisú es un postre de origen italiano conocido por casi todo el mundo. Es relativamente moderno, apareció allá en los años 50 y desde entonces mantiene una gran aceptación  Dicen que es 'el postre del amor', quizás por las endorfinas que aporta el chocolate y el café, de conocida fama afrodisíaca ¿verdad o mito? ¿Ah...? Eso ya... es difícil de saber, pero ¡no olvidemos que la sugestión hace mucho!  ツ 

No existen dos iguales aunque todo el que lo elabora 'presume' de hacer la receta original ¡hay que ver lo que nos gusta presumir de recetas originales! Hemos de saber que en el origen, los ingredientes básicos eran azúcar, huevo, café y licor; y que la incorporación del 'queso' fue posterior. 

El tiramisú es un postre contundente. A veces conviene saltarse el segundo plato para poder disfrutarlo mejor, pero si eliminamos el huevo, entonces pasa a ser un postre mucho más ligh, sin que por ello se altere demasiado el resultado final que es lo que verdaderamente cuenta.

Llevo años haciendo este tiramisú. En honor a la verdad, es una receta de mi hermana con alguna pequeña variación.  Mis amigos más cercanos  'no me perdonan' que después de cinco años de blog aún no haya publicado la receta (uyuyuy!) así que, tras un serio 'ultimátum' ( ㋛ je¡ ) aquí está.

LA RECETA

Tiramisú sin huevo, u otra forma de disfrutar un gran postre.

Ingredientes (para 4 personas):  100 gr. de chocolate negro rallado o cacao en polvo / 1 terrina de 250 gr. de mascarpone o queso de untar / 200 ml. de nata para montar con 35% mínimo de materia grasa (1 brik pequeño) / 200 gr. de bizcochos rígidos tipo savoiardi o melindros (24 unidades) / 250 ml. de café o 1 tazón) / 2 cucharadas soperas de azúcar / 3 cucharadas soperas de licor (amaretto, kirsch o coñac) / 

Recuerda que... 
· Si aumentas las cantidades debes hacerlo proporcionalmente, doblando o triplicando 'todos los ingredientes' / Puedes utilizar café descafeinado en respeto a las personas que son sensibles a la cafeína / El alcohol puede ser opcional / Para los niños, sustituir el café por almíbares ligeros o batidos de frutas / Al no utilizar huevo crudo puede conservarse varios días en el frigorífico sin ningún riesgo de 'salmonela'.

Elaboración:
1.- Prepararemos un tazón de buen café y lo dejaremos enfriar. 
2.- Montamos la nata junto con el azúcar, con la ayuda del brazo eléctrico o batidor de barillas. Una vez haya espesado, añadimos la terrina de queso, continuamos mezclando hasta integrarla del todo y reservamos en el frigorífico.
3.- Mezclamos el licor con el café y empapamos con la mezcla los bizcochitos, uno por uno, dándoles unas unas ocho vueltas rápidas procurando que no se rompan. 
4.- Colocar los bizcochitos bien alineados en un recipiente, verter la mitad de la mezcla de queso, espolvorear generosamente con el cacao o chocolate rallado, y repetir la operación en el mismo orden.
5. Por último dejaremos reposar el tiramisú en el frigorífico para que tome consistencia durante unas 3 horas aproximadamente.

╰☆╮
La Recapitulación:












Buon appetito!


martes, 5 de noviembre de 2013

MANDONGUILLES AMB ROVELLONS / ALBÓNDIGAS CON NÍSCALOS


En otoño nuestros bosques se llenan de setas y de 'boletaires' ('cazadores' de setas). No es de extrañar que los expertos sitúen a Catalunya, después de Rusia, como uno de los lugares más micófilos de Europa. De ahí que muchas especies de setas comestibles se utilicen tradicionalmente en nuestra cocina. Queda claro pues, que los catalanes tenemos una pasión exagerada por las setas, tal vez por eso tenemos fama de estar un poco 'tocados del bolet' (jeje... :) 
 ¨‘°ºOOº°‘¨

Este es un plato de domingo sin más secretos que los tres elementos clásicos que caracterizan nuestra cocina: un buen sofrito, una buena picada y su chup-chup. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

LA RECETA

Ingredientes (para 30 albóndigas aprox.)
Para la masa de las albóndigas: 800 gr. de carne picada (mitad de cerdo y mitad de ternera) / 1 diente de ajo / 2 huevos medianos / 2 cucharadas soperas de vino o coñac / 1 cucharada de perejil / ½ cucharadita de sal / 1 pizca de pimienta / 6 cucharadas soperas de leche o nata líquida / 6 cucharadas soperas de pan rallado // 
Para freír las albóndigas: Un poco de harina para el rebozado / Aceite de oliva.
Para el sofrito y la salsa: 1 cebolla  / 1 diente de ajo / ½ pimiento rojo mediano / ½ puerro (solo la parte blanca) / 2 tomates medianos maduros / 1 copita de coñac / 2 hojas de laurel / Aceite de oliva / Sal y pimienta // 3 tazas de caldo básico de pollo o vegetal.
Para la picada:  1 diente de ajo / 6 hebras de azafrán / 10 almendras o avellanas / 1 cucharada sopera de piñones / 10 gr. de chocolate negro (½ onza) / 2 ñoras o pimientos choriceros secos / 2 ramas de perejil fresco o 1 cucharada de perejil seco / pizca de sal y pimienta.
Acompañamiento: 350 gr. de rovellons u otra seta de temporada / patatas fritas (opcional)

Recuerda que... El tomate del sofrito y el chocolate de la picada, se deben poner en su justa medida, no hay nada peor que una picada con exceso de chocolate enmascarando el sabor de todo lo demás, lo mismo pasa con el exceso de tomate // No añadir pan ni otros espesantes a la salsa, hay que tener en cuenta que la harina con la que se reboza las albóndigas, así como la picada, ya son elementos espesantes y que el tiempo de reposo hace que las salsas continúen espesando por si mismas, las salsas ligeritas siempre me resultan más agradables // Si queremos que la salsa nos quede muy fina, una vez hecha, se puede pasar por un pasapuré o colador chino // Se puede añadir más o menos caldo según convenga // Tener en cuenta que el pan rallado para ligar la masa de las albóndigas da mejor resultado que las clásicas rebanadas de pan empapadas en leche o vino ya que se reparte mucho mejor // No recomiendo freír las albóndigas en abundante aceite, pues de esta manera se desperdicia la sustancia que la carne deja en el aceite al freírse, basta con dorarlas con muy poco aceite, pues aunque en un principio estén medio crudas por dentro, luego con la salsa se terminan de hacer y quedan jugosísimas // Recordar que se puede hacer menos cantidad reduciendo 'todos los ingredientes' a la mitad, o proporcionalmente, aunque si sobra, sabed que el plato mejora de un día para otro y además admite la congelación (siempre sin patata) // La picada, siempre debe añadirse al final, como indico, nunca en el principio de la preparación.


Elaboración:
1.- Primeramente pondremos a hidratar las ñoras previamente despepitadas y cortadas por la mitad, en agua caliente durante al menos media hora. 
2.- Mezclamos en un bol todos los ingredientes de la masa de las albóndigas. Trabajamos la masa con las manos hasta conseguir una farsa homogénea y la dejaremos en el frigorífico durante un rato, mientras preparamos la picada. 
3.- En un mortero majamos los ingredientes de la picada junto con la pulpa hidratada de las ñoras, que obtendremos raspando con una cucharilla. Reservamos.
4.- Con la masa de carne picada formamos pequeñas bolas de unos 20 gr. cada una con las manos untadas de aceite o vino, pasándolas después por un poco de harina. En una cazuela pondremos 6 cucharadas soperas de aceite de oliva, doraremos las bolas enharinadas y las retiraremos aunque por dentro no estén del todo hechas, luego se terminarán de cocinar con la salsa.
5.- Pelamos y cortamos la cebolla, el ajo y la parte blanca del puerro. Lavamos y cortamos el pimiento y rallamos los tomates. 
6.- Continuaremos con el mismo aceite donde hemos frito las albóndigas, para aprovechar la sustancia que estas han dejado y solo lo cambiaríamos en el caso de que estuviera demasiado quemado o 'sucio'. Rehogamos la cebolla 3 minutos, añadimos el pimiento, lo dejamos 4 minutos más, incorporamos el ajo, le damos unas vueltas para rehogarlo todo y añadimos los tomates rallados. Pasados unos 10 o 12 minutos, cuando veamos que la humedad del sofrito se va evaporando y va quedando seco, desglasamos con el coñac, añadimos el laurel, vertemos el caldo y salpimentamos. Cuando veamos que la cazuela arranca de nuevo a hervir, incorporamos las albóndigas y las dejaremos unos 20 minutos a fuego lento con su correspondiente 'chup-chup'.
7.- Limpiamos las setas, las cortamos y salteamos con un poco de perejil y las añadimos a las albóndigas.
8.- Por último añadimos la picada diluida con un poco de agua o de salsa de la misma cazuela. Dejamos cocer 10 minutos más para mezclar sabores, rectificamos de sal si fuera necesario y servimos con unas patatas fritas que añadiremos en el último momento.

Las secuencias:

Preparando la masa de las albóndigas. 






El sofrito.


 



La picada o 'majado'






Los rovellons o níscalos.





Las patatas fritas de acompañamiento.



La cazuela en pleno chup-chup.




El plato.



Y el vinito: 'Finca els 3 frares' D.O. de l'Empordà. Uva: Cabernet y Cariñena. Muy recomendable.


No tardéis en probar este plato.

Bon Profit!
(Sonando: Toni Zenet - 'Contigo')

lunes, 4 de noviembre de 2013

SENCILLAMENTE BERENJENAS REBOZADAS


Que ricas son las berenjenas, ya sean a la plancha, asadas, rellenas, rebozadas... de cualquier manera me encantan.

Para la receta de hoy he escogido estas berenjenitas del huerto de mis primos Xavi i Erika, las he hecho con el clásico rebozado de harina y huevo de toda la vida, pues así es como siempre las hacía mi abuela, como las continúa haciendo mi madre y en consecuencia también las hago yo. Son fantásticas como acompañamiento o sencillamente solas. Las berenjenas rebozadas siempre me parecen deliciosas.


LA RECETA

Ingredientes: Berenjenas / huevo / harina / Sal / Aceite de oliva o de girasol para freírlas.

Elaboración:

Lavamos las berenjenas, le cortamos los extremos y las rebanamos en rodajas de ½ cm.



Espolvoreamos sal en ambas caras y las ponemos en un escurridor. Veréis que las rodajas empezarán a 'sudar'. Pasados 15 o 20 minutos las pasamos por agua del grifo desde el mismo escurridor, con esto evitaremos que absorban demasiado aceite al freírlas.



Las secamos con papel absorbente de cocina o un trapo bien limpio...



después las pasamos por harina...



y huevo batido.





Por último las freímos en aceite durante unos minutos hasta que estén bien doraditas. Las berenjenas deben burbujear mientras se fríen, hay que controlar bien la temperatura del aceite que debe de estar muy caliente pero no 'humeante' para evitar que se quemen por fuera y queden crudas por dentro.



Crujientes por fuera y blanditas por dentro, así me gustan a mí. 
Ñam...!




¡Que os aproveche!
. ¸ .✫*¨*.¸¸.✶ 

(Sonando Alanis Morissette - 'Thank You')